A fondo: Razzle Dazzle Berry de Too Faced.

Hello, beauties!

Las que me seguís en Instagram, sabéis que participo en un reto de maquillaje que consiste en utilizar durante toda la semana la misma paleta para maquillarme. Me sumé a este reto por varios motivos:

  • Por un lado, es una buena manera de utilizar de una forma consistente todo mi maquillaje para ojos. A veces tenemos tantos productos, que tendemos a olvidarnos de muchas cosas o a no dedicarles el tiempo suficiente para descubrir si nos gusta o no.
  • Es una buena manera de probar una paleta a fondo, intentando usar todas las sombras que la componen, y descubrir sus pros y sus contras.
  • Ayuda con la creatividad. Al menos a mí, me obliga a salir de mi zona de confort para realizar looks un poco diferentes cada día, para que no parezca que siempre uso los mismos colores, o hago el mismo tipo de maquillaje. No todos los colores sientan igual de bien a todo el mundo. También es una forma de experimentar y descubrir qué le va más a mi color de ojos, mi tipo de piel o el color de mi cabello. Todo suma.

Al final he descubierto que estoy aprendiendo mucho con este reto, y me gustaría dejar por escrito mis conclusiones sobre las paletas que escojo, y, del mismo modo, dejar mis propuestas de looks. Adelanto que no son looks extravagantes. Son los looks que utilizo a diario para ir a trabajar. Looks que podría utilizar cualquiera. Creo que os sirve también para ver las posibilidades de una paleta y si os compensa gastar el dinero en comprarla.

Esta semana utilicé la Razzle Dazzle Berry de Too Faced. Se trata de una de las paletas que son novedad de la marca, de la colección Tutti Frutti. En principio, aunque me gustaron los colores, no pensé en comprarla, porque tengo paletas similares. Al final, piqué con un descuento de Sephora, y no me arrepiento en absoluto de haberla comprado. Me ha encantado.

La paleta tiene siete colores, de los cuales hay dos mates, y el resto son shimmer o metalizados.

El primer tono es un satinado en color muy claro, bastante tizoso. Es el que menos me ha gustado de la paleta, la verdad. No me parece excesivamente original, y tampoco me da la impresión de que se trabaje estupendamente.

El segundo tono es un rosa pastel mate. Tiene una pigmentación un poco pobre para mi gusto, pero esto no es necesariamente malo. Permite construir el color poco a poco y es muy modulable. Se difumina genial, y como color de transición es estupendo. Además, si se aplica moderadamente sirve para sellar la prebase en el párpado sin aplicarle color. Cosa muy útil, ya que una de las primeras cosas que eché de menos en esta paleta, era un mate color carne para sellar la prebase antes de aplicar los colores.

El tercer tono es mi favorito. Es un rosa metalizado que tiene una pigmentación escandalosa. Su brillo es lo más bonito que he visto en mucho tiempo y se puede aplicar con pincel (en húmedo o en seco) o con el dedo. Yo lo prefiero con el dedo. Con el dedo pigmenta todavía más y queda genial. No necesita glitter glue para adherirse al párpado y durar todo el día.

El cuarto tono es otro metálico más oscuro. Se trabaja igual que el anterior, yo lo prefiero con el dedo. Pero se puede usar con un pincel difuminando sobre la cuenca y también queda muy bonito.

El quinto es un mate más oscuro. Éste está muy pigmentado, y con apenas rozar el pincel en la sombra es suficiente para dar profundidad a la cuenca y a la v externa del párpado. Se complementa de maravilla con el tono anterior.

El sexto es una sombra negra, con glitter en azules y morados, perfecto para hacer un look ahumado pero lleno de luz a la vez. Se puede usar con una brocha para difuminar y funciona estupendamente como tono de transición.

El séptimo es otro metalizado en un morado frío. Sus características son similares a los otros dos metalizados. Es una maravilla como pigmenta y como se trabaja.

Además de la belleza de los colores y lo bien que se trabajan, apenas tiene fallout. El rosa oscuro metalizado cae un poco sobre la mejilla si se le da potencia. El resto nada de nada. En ese sentido es una maravilla. Es una paleta perfecta para las que os hacéis primero el rostro y al final los ojos.

Además de todo esto, la paleta tiene un aroma que me recuerda a las moras de gominola. Dan ganas de comérsela, en serio.

En cuanto al packaging, es de plástico, pero cierra con imán, y tiene un espejo gigantesco y de muy buena calidad. Es muy fina, por lo que, en mi opinión es perfecta si nos la queremos llevar de viaje. Es compacta, se nota de buena calidad y con ese espejo, no le podemos pedir más.

No puedo no recomendarla. De hecho, yo la compré en unas ventas flash, y estoy deseando que las vuelvan a sacar para comprarme la versión “piña”, en tonos dorados, que me parece aún más versátil si buscas looks discretos para el día a día.

Os dejo cinco propuestas de looks con la paleta. He utilizado todos los colores para poder hacer esta reseña, combinándolos de formas diferentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s